domingo, 7 de mayo de 2017

EL Batman de Frank Miller

Si os digo la verdad, llevo bastante tiempo sin sumergirme en el maravilloso mundo del cómic. He decidido retomar esta afición y que no vuelva a pasar. Para ello, qué mejor idea que disfrutar de Frank Miller y de mi superhéroe favorito, Batman.

En “El regreso delcaballero oscuro” (publicado por primera vez en 1986), Miller nos  presenta  a un Batman envejecido y decadente. Bruce Wayne es un cincuentón con achaques que parece que está al borde de la jubilación, en el mejor de los casos, o del ataque cardiaco por estrés, en el peor. Sin embargo, Gotham es una ciudad inmersa en la delincuencia y el caos y el amigo enmascarado se verá en la obligación de volver.

El cómic se publicó en una década, la de los 80 del siglo XX, en la que la violencia  parecía ser una preocupación absoluta. El gobierno de Reagan planteó que los principales problemas eran, desde el exterior, la URSS y, desde el interior, el auge de una delincuencia que hacía  peligrar los valores y la convivencia en el país del Tío Sam.  Miller va desarrollando a lo largo del cómic un debate a través de sus personajes sobre si Batman es una buena herramienta para luchar contra el crimen o, por el contrario, es un pésimo ejemplo. ¿Dónde está el límite para nuestro superhéroe? ¿Es ángel o demonio? La ambigüedad moral de Batman lo llevará a ser un polémico icono, de tal forma que se verá enfrentado a otro de esos personajes míticos de DC, Superman. Este debate, nos contará Miller en el prólogo, no es otro que el reflejo de las controversias típicas acerca de que, por ejemplo, la violencia en el cómic (o en el cine, por poner otro caso) es un mal ejemplo para nuestros tiernos  e inocentes jovenzuelos.

En “Batman Año uno” (1988), Miller da un salto atrás en el tiempo y revisa el origen del hombre murciélago. EL millonario Bruce Wayne, un joven atractivo esta vez, vive el drama de la muerte de sus padres como una causa desesperada que lo lleva a convertirse en un castigador de delincuentes, mafiosos y corruptos. Paralelamente, llega a Gotham un policía llamado James Gordon, uno de los pocos con integridad que formará parte de las filas de los cuerpos de seguridad de la ciudad. Este agente empezará a ver a Batman como un aliado, sentimiento mutuo que dará, en futuras historias, provechosos resultados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario