miércoles, 29 de abril de 2015

Poema de George Takl




Hoy quiero compartir con vosotros un poema de George Takl. Espero que os guste

Salmo

                                                                             A Karl Kraus

Hay una luz que el viento ha extinguido.
Hay una taberna que en la tarde un ebrio abandona.
Hay una viña quemada y negra.
con agujeros llenos de arañas.
Hay un cuarto que han blanqueado con leche.
El demente ha muerto.
Hay una isla de los mares del sur
para recibir al dios del sol. Tocan los tambores.
Los hombres ejecutan danzas de guerra.
Las mujeres contonean las caderas
entre enredaderas y flores de fuego,
cuando el mar canta. Oh nuestro paraíso perdido.

Las ninfas han abandonado los bosques de oro.
Sepultan al extranjero.
Comienza entonces una lluvia ígnea.
El hijo de Pan surge
bajo la apariencia de un peón caminero,
que duerme al mediodía sobre la tierra ardiente.
Hay niñas en un patio con vestiditos
de una pobreza desgarradora.
Hay salas colmadas de acordes y sonatas.
Hay sombras que se abrazan ante un espejo ciego.
En las ventanas del hospital
se calientan los convalecientes.
Un barco blanco remonta el canal
cargado con epidemias sangrientas.

La hermana extranjera surge de nuevo
en los malos sueños de alguien.

domingo, 19 de abril de 2015

Viendo la película “Birdman”



Ver a Michael Keaton haciendo de director teatral depresivo, obsesionado por tener éxito en Broadway, interesa. Pero si es dirigido por Iñárritu, interesa aún más.

En esta última película del director mexicano, Keaton encarna a Riggan Thomson, un actor que consiguió una inmensa fama interpretando a Birdman, un héroe de acción seguido por millones de personas. Obsesionado por salir del traje de superhéroe de fuegos de artificio, buscando así que se admire su talento, Thompson se atreve a dirigir nada más y nada menos que una obra escrita por  Raymond Carver. El texto, llamado “De qué hablo cuando hablo de amor”, nos plantea, como la película, la necesidad que tienen los distintos personajes de ser queridos y respetados.

No sólo Thompson necesita ser respetado más allá de su popular personaje. Dentro de su abanico de compañeros de la obra pasa exactamente lo mismo. Keaton estará acompañado de  Eduard Norton haciendo de un maleducado pero talentoso actor, obsesionado por el realismo de sus interpretaciones; Naomi Watts, que interpreta a una joven  que tuvo una relación con Norton, pero que anhela sobre todo triunfar en Broadway y en la vida; y Andrea Louise Riseborough, que encarna a la novia de Thompson, ignorada por éste en todos los sentidos. No podemos  tampoco olvidarnos de la hija de Thompson, una antigua drogadicta asqueada del mundo que hace buenas migas con Norton.
Pienso que “Birdman” es eso,  un montón de almas en pena buscando el cariño de terceros. Amores imposibles o posibles, entrelazados en un laberinto que tiene el teatro como escenario, nunca mejor dicho, principal.

lunes, 6 de abril de 2015

Viendo la película Perdida





 Desosiego y tensión. Estas son las dos palabras que describen mis sensaciones a  lo largo del visionado de Perdida, una interesante película dirigida por David Fincher, que ya me cautivó en su día con Zodiac.
El argumento es el siguiente:

Nick Dunne (Ben Affleck) llega a su casa y no encuentra a su esposa, Amy (Rosamund Pike). Como encuentra algo de desorden y una mesa rota, empieza a preocuparse, así que acude a la policía a denunciar la desaparición. La ausencia de Amy coincide con el quinto aniversario de la pareja, por lo que, durante la investigación, Nick irá encontrando notas y pistas de un juego que, supuestamente, desembocaría en un regalo pero que, en el fondo, esconde algo más.

Los medios de comunicación se hacen eco y Nick empieza a ser sospechoso. Para más inri, resulta que tiene un rollo con una veinteañera, lo cual complica más su situación e incrementa las posibilidades de que sea el culpable de la desaparición de Amy. Pero todo es raro en la vida de esta chica, cuyos padres fueron famosos escritores de novela infantil y llegaron a idear una vida IDÍLICA para  LA ESTUPENDA Amy, en la que en realidad su hija no vivía. 

El matrimonio no atravesaba un buen momento e incluso Amy tenía un diario en el que no dejaba en buen lugar a su marido. ¿Qué se esconde, realmente, tras la vida de estas dos personas?
Bueno, no os cuento más, pero a mí me pareció una película entre intrigante y perturbadora.