miércoles, 30 de abril de 2014

Reseña de “Sólo un asesinato”, de Jim Thompson



Jim Thompson me vuelve a sorprender con otra turbia  historia. Joe Wilmot es un pequeño empresario que gestiona el único cine de su ciudad. Está casado con Elizabeth que, codo con codo, ha levantado junto a su marido este próspero negocio. En esto que aparece Carol, una joven que se encuentra un tanto desvalida y que ablanda el corazón de Elizabeth hasta tal punto que decide contratarla para que trabaje en su casa. Un día, Joe y Carol se están besando en la habitación cuando Elizabeth los pilla juntos.  

Para que el escándalo no se propague, los tres llegan a un acuerdo: deben encontrar a otra mujer que, pasándose por Elizabeth, muera en un incendio provocado por ellos. Así, cobrarán el seguro de vida y Joe podrá soltarle a su mujer 25.000 dólares y quedarse con la tímida Carol mientras la primera desaparece. Pero todo se complica. Joe está rodeado de personajes oscuros que pretenden timarlo, antihéroes y perdedores que creen saber más de la cuenta, por lo que Joe empieza, en determinadas ocasiones, a perder los nervios.

Un agente del seguro llegará a la ciudad para investigar el incendio y la muerte. Nadie sospecha que los restos hallados en el incendio no sean de Elizabeth, pero el agente empieza a sembrar dudas sobre Joe a base de mentiras e insinuaciones, y éste, preso  de la culpa, empieza a vislumbrar un futuro aciago. Mientras tanto, una gran cadena de cines tiene como objetivo situarse en la ciudad, lo que terminaría arruinando su propio negocio.

La tensión se mantendrá hasta el final, y ya os podéis imaginar cómo termina la historia. Para Thompson, por lo menos en las dos novelas que he leído hasta ahora de él, el mundo es un lugar sórdido lleno de gente que te clavaría un puñal por la espalda a la primera de cambio. Todos pierden y prácticamente nadie gana.

Ficha técnica del libro
Nº de páginas: 208 págs.
 Encuadernación: Tapa dura
Editorial: EL ALEPH
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788476696392

martes, 29 de abril de 2014

Enrique Vila-Matas ha sido galardonado con el Premio Formentor de las Letras 2014 en reconocimiento al conjunto literario de su obra.



 Agenda y Noticias.
imageEl galardón, dotado con 50.000€, se entregará el 30 de agosto en Mallorca. El jurado de los Premios Formentor, presidido por Basilio Baltasar y formado por Cristina Fernández Cubas, Eduardo Lago, Aurelio Major e Ignacio Vidal-Folch, ha decidido reconocer por unanimidad los méritos de la obra del escritor y concederle el premio, subrayando “la elegancia literaria con que Vila-Matas ha renovado los horizontes de la novela, dándole un ímpetu creativo que la ha situado de nuevo como gran crisol de las influencias, las voces e inspiraciones de nuestra cultura”.
Según el acta redactada por el jurado, “Vila-Matas ha desmentido con su prolífica obra narrativa la supuesta decadencia de un género que sigue mostrándose como el más eficaz relato de la conciencia contemporánea. Los procedimientos narrativos inventados por el autor catalán han supuesto una enérgica contribución al vigor de la literatura escrita en español y ha sido reconocida en Europa y Estados Unidos como una de las más significadas creaciones literarias de nuestro país”.
“El autor de obras tan destacadas en la reciente historia de nuestra literatura, como La asesina ilustrada, Historia abreviada de la literatura portátil, Hijos sin hijos, Bartleby y compañía, El mal de Montano, Doctor Pasavento, Dublinesca, Aire de Dylan o Kassel no invita a la lógica, ha sostenido un empeño coherente que adquirió desde sus primeras creaciones en la década de los setenta una voz propia e inconfundible. Un estilo personal que ha seducido a lectores europeos y americanos, entusiasmados por una imaginación que difumina las fronteras entre realidad y ficción, autor y personaje, lectura y vida”, según continúa el acta del premio.
Uno de los méritos del autor que los miembros del jurado quieren destacar es “el modo en que ha sabido abordar asuntos conflictivos y angustiosos de nuestro tiempo con una destreza literaria que ha hecho del ingenio, el humor y el espíritu lúdico un reconfortante punto de vista. Un estilo narrativo pero también una certeza filosófica que restaura la soberanía del individuo como eje moral de una existencia destinada a la plenitud, la inteligencia y el desenfado”.
Según recoge el acta del jurado, “Enrique Vila-Matas es además uno de los pocos autores españoles adoptados por el público joven latinoamericano, que ha reconocido en su obra cosmopolita la negación de unas fronteras que parecían insuperables. La complicidad y simpatía con que ha sido recibida confirma el territorio estético y lingüístico inaugurado por su narrativa: un relato abierto a la imaginación libre de restricciones costumbristas y fertilizado por el incesante acontecimiento artístico contemporáneo y por las tradiciones literarias que le han precedido”


lunes, 28 de abril de 2014

Reseña de “Praga Mortal”, de Philip Kerr



Philip Kerr es un escritor que, en una serie de novelas de intriga, combina los hechos históricos de la Segunda Guerra Mundial con el más puro género policíaco. Por ahora sólo he leído “Praga Mortal” y he de reconocer que pienso leer más cosas de este hombre. 

Ambientado en la Alemania nazi y protagonizado por el policía Bernie Gunther, Kerr diseña un retrato de principios de unos años 40 llenos de oscuridad y terror. Gunther es un policía leal a la República de Weimar que se ve, por las circunstancias, obligado a seguir trabajando en la Alemania nazi. Lleno de cinismo y rechazo por todo lo que huele a Hitler, Gunther tiene que luchar entre la realidad de una represión atroz y su obligación como policía. 

En “Praga Mortal”, el investigador trabaja como de costumbre en Berlin, pero sucederán una serie de acontecimientos que lo llevarán hasta Praga. En primer lugar, un cadáver descuartizado es encontrado por las autoridades en la vía del tren. Consiguen identificarlo y resulta que era un trabajador holandés que se encontraba en Alemania ejerciendo su profesión. En segundo lugar, cuando una noche el policía regresa a su casa, es testigo de un intento de agresión contra una joven. Gunther consigue salvar a la muchacha, pero el agresor es atropellado por un taxi pudiendo, aunque herido de gravedad, zafarse de las garras del policía. Al poco tiempo, el atropellado será encontrado muerto. Todo esto tendrá como escenario de fondo una ciudad bombardeada constantemente por los aviones británicos y donde la escasez de comida y otro tipo de bienes es patente.

El atropellado llevaba una navaja y Bernie se da cuenta de que el cadáver arrojado a las vías del tren tenía heridas de arma cortante, seguramente perpetradas por dicho cuchillo. 

Sin conocer bien la conexión entre los dos cadáveres, el holandés y el agresor de la muchacha, el policía es obligado a ir a Praga por el mismísimo Reinhard Heydrich, un jefazo de la SS que, por entonces, es el Reichsprotektor de Moldavia y Bohemia, zona checa. Heydrich supuestamente ha sido objeto de un intento de asesinato y  Gunther deberá ejercer de detective personal del General y de guardaespaldas particular. Pero no viaja solo, la chica a la que salvó en Berlín se ha convertido en su amante y se traslada con él. Todos sospechan que hay vinculaciones entre el hombre atropellado, el intento de asesinato y una organización “terrorista” checa conocida como los Tres Reyes
Ya en el castillo donde se hospeda  Heydrich, Gunther se las verá con otros nazis y miembros de la SS. Uno de ellos, un adjunto del Reichprotektor, será asesinado. Es entonces cuando la investigación de Gunther se torna más interesante.

Lo que más me ha gustado es la parte de historia de la novela, o sea, la forma de Kerr de retratar un contexto histórico tan particular a la par que tenebroso como la Alemania nazi.  El personaje, Bernie Gunther, también tiene sus singularidades y, desde luego, es de esos protagonistas de novela negra que a uno le interesa seguir.

Ficha técnica del libro
Nº de páginas: 432 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
 Editorial: RBA LIBROS
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788490062654

viernes, 25 de abril de 2014

Reseña de “El mesías de Dune”



Dune es, sin lugar a dudas, uno de los grandes clásicos de la Ciencia Ficción. En el primer libro que leí de esta saga, llamado simplemente “Dune”, ya se exponen todos los factores de una intensa historia que va más allá del género para adentrarse en una reflexión más filosófica, ecológica y, por qué no, incluso mística.

El argumento general del primer libro es el siguiente: el planeta Arrakis, Dune, es un desierto que tiene la “ventaja” de ser el único lugar en el que se encuentra  la “Melange”, el veneno que da la vida. La Melange es una sustancia tremendamente adictiva y trasmite una especie de poder en las personas que la toman ya que, por lo que se ve en algunos, les ayuda a predecir el futuro. También es un tremendo producto antienvejecimiento. La falta de agua hace que los Fremen, habitantes nativos del planeta Arrakis, glorifiquen el líquido y potable elemento como algo sagrado. Los Fremen son explotados por la casa Harkonnen, pero estos primeros esperan al mesías que les liberará. Además, unos gigantescos gusanos pueblan las entrañas de ese planeta) siendo, seguramente, los causantes de la creación de la Melange.

En esto que llega Paul Atreides, miembro de la casa Atreides, un joven con grandes dotes psíquicas que se convierte en el esperado líder de los Fremen. Este joven terminará siendo uno de ellos y los liberará de la tiranía de la casa Harkonenn.

Paul tiene ciertos poderes de “presciencia”, pues fue criado como un Mentat por su madre, miembro de la casa bene Gesserit, una secta de mujeres que desarrollan ciertos los poderes mentales como parte de su entrenamiento. La Melange potencia las capacidades de Paul hasta unos límites inigualables, tanto que es considerado por muchos como un dios.

En esta nueva novela, “El mesías de Dune”, se sigue profundizando en la “presciencia” o poder visionario de Paul, a la vez que vivimos un típico caso de conspiración por parte de diversos colectivos que buscan quitar de en medio al mesías. 

El abanico de personajes es amplio: por un lado tenemos a la mujer de Paul, Irulan, princesa “oficial” -Paul convive también con una Fremen, Chani-, que desea con fuerza tener un hijo con él, pero que ve como constantemente es rechazada. También aparecen en la historia los danzarines Rostro, gente que es capaz de cambiar su cara y obtener las características físicas de cualquier persona. 

De todos los personajes, los que me han parecido más interesantes son los Tleilaxu, un grupo que construye máquinas y miembros mecánicos del cuerpo -por ejemplo, los ojos-, que un día deciden hacerle un regalo a Paul un tanto envenenado: resucitar a Duncan Idaho. Éste último fue un fiel compañero de armas de Paul muerto en combate, así que los Tleilaxu recuperaron su carne y crearon un Ghola, un resucitado, por decirlo así. Sin embargo, este Ghola tiene órdenes de conspirar contra Paul. El doble de Duncan es poseedor de ciertas dotes mentales conocidas como habilidades Zensunmi. ¿Será al final esta réplica de Duncan un nuevo Caballo de Troya?

Mientras tanto, en Dune, Paul sigue venerado a la par que odiado por individuos que se encuentran infiltrados en distintas capas sociales. Gracias a su hermana, Alia, cuyo poder es inmerso, Paul combatirá el intento de conspiración entrando en múltiples estados hipnóticos o “Presciencia”. De hecho, en ocasiones me he perdido un poco y no sabía si lo que se describía era la realidad o las visiones de este hombre. Pero esto tampoco es que quite interés al libro.

Tras un ataque con bombas nucleares, Paul pierde los ojos, aunque sigue viendo gracias a su poder. El remordimiento por el Jihad (guerra) que han iniciado en su nombre sus seguidores le turba sobremanera, pero se da cuenta de que tiene que seguir resistiendo: su mujer, la Fremen, está embarazada. Tendrá gemelos y, seguramente, nacerán con un talento sobrenatural.
Para concluir, deciros que los Fremen suelen abandonar a los ciegos en el desierto, así que el libro terminará con Paul abandonado a su suerte. 

Hasta aquí, más o menos el argumento. Como os decía, hay multitud de referencias religiosas y filosóficas en la obra de Frank Herbert y la complejidad a veces te obliga a coger anotaciones para no perderte detalles, tal y como he ido haciendo mientras la leía.

Ficha técnica del libro
 Nº de páginas: 304 págs.
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
 Editorial: DEBOLSILLO
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788497596671