martes, 7 de octubre de 2014

Leyendo “Cementerio de Animales” de Stephen King



Ya en “Cujo”, la historia del perro San Bernardo que contrae la rabia y se vuelve un asesino despiadado, el rey del terror literario me sorprendió por su eficaz forma de explotar  situaciones en las que el pánico puede sobrecoger a una buena familia de clase media. En “Cementerio de animales”, “Pet Sematary” (ya sabréis al leerlo el porqué de esta falta de ortografía), como reza en el libro en el original, King va más allá. Esta vez no sólo hay animales, sino un mal superior que visitará a los protagonistas de la novela con consecuencias  nefastas. Creo que parte del éxito de la obra de King se basa en eso: conectar con los pánicos ocultos que tenemos las personas normales. El animal que se vuelve loco, el padre de familia que se torna un psicópata, el muñeco infernal que acecha al niño que todos  fuimos y llevamos dentro, el monstruo escondido en el armario…


Vayamos al argumento: Louis es un médico que se traslada a un pueblo de Maine con su familia. Su nuevo puesto, médico de un campus universitario, le obligará a presenciar la muerte de un joven que fue atropellado mientras hacía jogging. Ya en su lecho de muerte, el joven advierte a Louis sobre un peligro próximo que está a punto de enturbiar su vida.

El doctor tiene mujer, una hija y un niño, ambos muy pequeños -el niño es prácticamente un bebé que apenas sabe  andar-. Cerca de su propiedad, según le cuenta su vecino, se esconde el Pet Sematary  o cementerio de mascotas. Allí, los niños entierran a sus animales domésticos. Sin embargo, un poco más lejos, se esconde otro cementerio, esta vez  indio; un lugar sagrado que oculta un siniestro secreto.

El cementerio indio consigue, cuando es enterrado en su suelo un ser ya fallecido, insuflarle vida. Pero este resucitado no es el mismo ser que fue con vida. Digamos que regresa convertido en algo perverso, maligno. En un sujeto realmente peligroso, sea animal… o persona.

Para concluir, os dejaré un clásico del rock de mano de los  Ramones, que compusieron una canción para la película basada en el libro. Una joya.

1 comentario:

  1. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog.Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar