viernes, 2 de mayo de 2014

Reseña de “Neuromante”, de William Gibson



“Neuromante” es un clásico de la ciencia ficción que llevaba tiempo en mi mesilla de noche esperando ser leído.  Ganó prestigiosos premios del género, tales como El Nebula, El Hugo y el premio Philip K. Dick. Gibson, su autor, también escribió la obra  Johnny Mnemonic”  (por cierto, A Johnny lo cita Molly, una de los protagonistas de esta novela en un momento de  la historia) y es considerado uno de los grandes autores del género.

Case es un antiguo Jinete, un hombre capaz de conectarse al ciberespacio -Gibson fue el primero en acuñar el término- y cabalgar por una realidad paralela compuesta de bytes. El Ciberespacio permite, a través de la Matriz -Matrix en inglés, sí, Gibson también acuñó este término-, profundizar en la base de datos de las empresas y de las organizaciones cuyos secretos están protegidos por un muro de “hielo”. Como consecuencia de un problema que tuvo,  a Case le destrozaron la conexión neuronal que le permitía, a través de una consola, conectarse al Ciberespacio. Obligado a estar en la triste realidad de una zona ubicada en un  Japón distópico dominado por la Tecnología, Case es un drogadicto que sobrevive con el trapicheo constante, paga con dinero en papel ilegal y teme por su vida cada vez que dobla una esquina. 

Con sus órganos vitales destrozados por la mala vida, es recuperado por Armitage, un militar con pasado oscuro,  y Molly, su guardaespaldas, para volver a su amado Ciberespacio  en pos de una nueva misión.

El mundo de “Neuromante” está lleno de individuos plagados de implantes electrónicos y microchips en su cuerpo, que alejan la muerte gracias a la tecnología y que visten con ropas llenas de luces al más puro estilo ciberpunk -concepto, por cierto, que nacería también tras esta obra-.  Violencia, yakuzas, ninjas, traficantes de información y tecnología, gobiernos totalitarios, supervivientes en un mundo de caos son descritos con una prosa poética que tiene momentos de esplendor. Sin embargo, su lectura me ha resultado difícil; el exceso de información me impedía un seguimiento ágil, aunque  el libro tiene párrafos que son dignos de subrayado.  Creo que es bastante experimental a nivel general, de hecho, me ha recordado en varias partes al “El Almuerzo Desnudo” de Burroughs.
Me gustaría conocer vuestra opinión. ¿Qué os parece este libro?

Ficha técnica del libro
 Nº de páginas: 208 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: MINOTAURO
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788445076620

No hay comentarios:

Publicar un comentario