sábado, 29 de diciembre de 2012

PETROS MÁRKARIS: NOTICIAS DE LA NOCHE


“Noticias de la noche” es la novela con la que el escritor griego Petros Márkaris  inaugura su serie de literatura policíaca capitaneada por el investigador  Kostas Jaritos.

Ambientada en la Atenas de los años 90, en la que todavía se pagaba con dracmas y no con euros, el asesinato de un matrimonio albanés despierta la alarma de la policía. Kostas Jaritos, un policía gruñón aficionado a leer diccionarios cada vez que se va a la cama y a discutir con su esposa sobre lo que hay que ver en la televisión cada noche, se encarga de la investigación. Por otro lado, una ambiciosa y afamada periodista televisiva se entromete en el caso, despistando a Jaritos con insinuaciones sobre unos “niños” que supuestamente eran del matrimonio asesinado. El caso se complica cuando algo siniestro le ocurre a la periodista y a una compañera suya de profesión.

Márkaris construye una atmósfera particular en la que la ironía y el suspense campan a sus anchas en cada página. Aunque todavía Grecia no atravesaba la tremenda depresión que sufre ahora, el escritor nos perfila  aspectos de actualidad social, como la inmigración de europeos del este a Grecia o su particular revisión crítica del pasado dictatorial del país heleno (Jaritos fue policía en los tiempos de la dictadura militar de los 70 y, durante la novela, el escritor  muestra también a  una serie de personajes que  fueron víctimas de la tortura y de la opresión). La mezcla de suspense y crítica social  son elementos que me encanta encontrar en la novela negra y en este escenario Petros Márkaris se desenvuelve con fluidez.

Por ahora sólo he leído este libro de Márkaris, pero ya he decidido continuar diseccionando las aventuras de este  interesante personaje llamado Kostas Jaritos.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Poemas de Oliveiro Girondo


Hoy he decidido traer al sótano al poeta Oliverio Girondo (Buenos Aires, 17 de agosto de 1891 - Buenos Aires, 24 de enero de 1967).  No lo conocía mucho hasta hace unos días en los que, gracias a una serie de páginas literarias que sigo, pude descubrir algunos de sus poemas.  Para saber más de él, os dejo el enlace de Wikipedia.

A continuación, algunos de sus poemas.

 

"No soy quien escucha
 ese trote llovido que atraviesa mis venas.
No soy quien se pasa la lengua entre los labios,
al sentir que la boca se me llena de arena.
No soy quien espera,
enredado en mis nervios,
que las horas me acerquen el alivio del sueño,
ni el que está con mis manos, de yeso enloquecido,
mirando, entre mis huesos, las áridas paredes.
No soy yo quien escribe estas palabras huérfanas".


“Yo no sé nada
Tú no sabes nada
Ud. no sabe nada
El no sabe nada
Ellos no saben nada
Ellas no saben nada
Uds. no saben nada
Nosotros no sabemos nada
La desorientación de mi generación tiene su expli-
cación en la dirección de nuestra educación,cuya
idealización de la acción, era - ¡sin discusión!-
una mistificación, en contradicción
con nuestra propensión a la me-
ditación, a la contemplación y
a la masturbación. (Gutural,
lo más guturalmente que
se pueda.) Creo que
creo en lo que creo
que no creo. Y creo
que no creo en lo
que creo que creo
«C a n t a r d e l a s r a n as»
¡Y     ¡Y      ¿A       ¿A     ¡Y       ¡Y
su     ba       llí        llá      su       ba
bo       jo          es           es        bo         jo
las      las          tá?            tá?       las        las
es        es          ¡A                 ¡A           es          es
ca       ca            quí                                ca          ca
le        le            no                          no             le           le
ras      ras          es                              es             ras        ras
arri     aba                                                        arri        aba
ba!...    jo!...       !...                                       !...            ba!...     jo!...”