miércoles, 26 de enero de 2011

MUERTOS VIVIENTES


La verdad es que me esperaba mucho más de la serie “The Walking Dead”, cuya primera temporada terminó ayer mismo. Tampoco es que mi expectación fuera la misma que cuando vi “La noche de los muertos vivientes” (1968) del director de cine George A. Romero (1940), convertida en obra de culto entre los seguidores del género de terror protagonizado por muertos vivientes. El final de esta película sí que me dejó muerto, pero eso ya mejor no lo cuento -hay que verla-, aunque me puedo permitir la licencia de resaltar la tensión que me provocó, un suspense que no he vivido con la serie.

“The Walking Dead” mezcla unos efectos especiales geniales con sus zombies muy bien caracterizados, con esas historias dramáticas que tanto gustan a mucha gente, basadas en familias que se disuelven, triángulos amorosos y fomento de los lazos filiales. Como si huir para que no te infecten de un virus, que te mata y te resucita hecho un animal desesperado por comer, no fuera suficiente acción. Pero, bueno, supongo que hay que ver el drama humano de todo esto. Otra cosa que me sorprendió fue que la escena en la que el protagonista, policía que sufre un alejamiento de su mujer y de su hijo, despierta tras el coma en un hospital abandonado, lleno de cadáveres y con la amenaza de los caminantes al acecho. Dicha escena es muy parecida a otra de “28 días después” (2002), dirigida por Danny Boyle y que centraba su acción en unas calles inglesas también llenas de infectados. Será homenaje o coincidencia, que sé yo.

Por lo demás, sigo intrigado por ver la segunda temporada y las que vengan después, claro. La primera me ha gustado, pero espero que mejore.

5 comentarios:

  1. Hola Héctor, bueno la verdad es que como me encantan los temas de ciencia ficción, terror, etc, no me he perdido ningún capítulo de la serie The walking dead, ha sido muy entretenida desde el principio, también he de decirte que en sus días, no me perdí la de La noche de los muertos vivientes, por aquél entonces la espectación era mayor que ahora, que quizás ya estemos más acostumbrados a ver éste tipo de series, al igual que vi la de 28 días despúes, y la segunda parte, 28 semanas después.
    No se si será coincidencia como dices, o lógicamente en algo tienen que parecerse tratándose de zombis, de todas formas, a mi me ha encantado y estoy deseando que empiece la segunda temporada.
    Sin ir más lejos, el otro día fui al cine, a ver Más allá de la vida, igualmente también tiene semejanza con Ghost, y la serie de TV, Entre fantasmas, aunque he de confesarte, que me gustó más la de Más allá de los sueños.
    Bueno, no sigo, porque si no, te voy a nombrar todas las películas que he visto, e imagino que si lo hago, me dirás que también las has visto tu.
    Un abrazo desde más al sur amigo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, Conchi!! Tengo ganas de ver "Más allá de la vida" a ver si me animo esta semana. También soy admirador de todo el género y supongo que tienden a parecerse un poco todas. Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. No he leído la entrada (sí, lo sé, soy lo mejor xD) porque estoy viendo ahora la serie... pero te recomiendo muy mucho el cómic. La serie... psché... El cómic va muy a hacer pupita...

    Que igual has hablado de los cómics, pero es que no quiero comerme spoilers de la serie XDDD

    Besines!

    ResponderEliminar
  4. jajaj, mejor, porque cuento cosas que pueden desviar la atención de la serie. El cómic lo voy a buscar, me pica la curiosidad.

    ResponderEliminar
  5. Reconozco que no he visto la serie, aunque parece que tiene buena pinta. Lo cierto es que dentro del género de mezclar acción con terror, normalmente prefiero las historias de vampiros. Aunque últimamente da la impresión de que da igual que sean zombies, vampiros, hombres lobo o lo que sea, las películas se parecen bastante. Pero no sé, tal vez es ese toque aristocrático de las viejas historias vampíricas, que áun hace que las prefiera.
    En todo caso, he de decir que también vi 'La noche de los muertos vivientes' (la original en blanco y negro) y ciertamente me encantó. En efecto, con poca cosa consigue crear una atmósfera bastante angustiosa. Y también merece la pena reseñar que ya aparecen muchas claves del género de terror de las décadas posteriores (tampoco voy a entrar en detalles, por si alguien quiere verla, pero vamos, que son un montón de detalles), así como que al parecer fue una de las primeras películas en darle el protagonismo a un actor negro (pensemos en los años 60), licencia que tal vez sólo podían tomarse en una de serie B (con todo el respeto a la serie B).
    En fin, valga la paradoja: ¡Larga vida a los zombies y demás no-muertos!

    ResponderEliminar