domingo, 14 de noviembre de 2010

ESCONDIDO


La culpa, esa eterna compañera que nos asola desde tiempos inmemoriales. Salirse del camino, no decir lo que uno quería, arrepentirse, hacen que esta culpa se presente como un azote constante que nos devuelve a la realidad con sabor agrio.

De la culpa trata la película del director de cine austriaco Michael Haneke, “Caché”(escondido). Un presentador de televisión francés recibe una serie de vídeos en los que salen imágenes de su casa. Alguien los vigila. Su mujer y su hijo se involucran en este suspense, con el miedo y la incertidumbre que lógicamente provoca la situación. El presentador de televisión, buceando en su memoria, encuentra un hecho desolador de su infancia que, desde entonces, le provoca pesadillas. ¿Tienen que ver los vídeos y los dibujos infantiles que los acompañan con esto?

Rodada de forma particular, Haneke deja que el espectador cree su propia historia y, por extensión, busque al que está escondido.

1 comentario: