sábado, 4 de septiembre de 2010

OBSESIÓN

En “Misery”, Stephen King nos plantea un tema muy interesante: el lado oscuro y obsesivo de una seguidora maníaca hacia su escritor preferido. Me he acordado de cuando veo en la televisión a la gente volviéndose histérica por sus cantantes, actores, escritores... , de esos gritos y de esos lloros. ¿Se puede llegar a obsesionarse tanto con alguien como para hacerle daño?

King desarrolla también en este libro el eterno debate que persigue a muchos escritores: ser un escritor “best seller” de éxito o un escritor de culto que vende mucho menos. Personajes, escenarios, obras que persiguen a cualquier escritor que intente liberarse de la dictadura del top ventas. Quizás también deberíamos preguntarnos si lo que vende mucho es malo y, por el contrario, lo mejor siempre pertenece a una minoría.

Condenado a resucitar a la protagonista de su obra, el creador de “Misery” es esclavo de sus fans; algunas de las cuales, pueden llegar hasta el asesinato. Hay que tener cuidado con las “groupies”.

2 comentarios:

  1. Cierto, hay que tener cuidado. Pero aún así, yo mataría por tener 'groupies'.

    ResponderEliminar
  2. Este libro es otra maravilla más de el gran Stephen King(¿se nota que me gusta no?).bueno FANaticos los hay en todos los ambitos pero sólo son peligrosos llevados al extremo, yo sin ir mas lejos soy GRAN seguidora de directores ,cantantes y escritores, y aunque he hecho locuras para verlos o conseguir sus obras,(nunca locuras peligrosas),mantengo los pies en la tierra y nunca desfasaría tanto.
    Así que no me averguenza decir que "sí ,soy FAN ".

    ResponderEliminar