sábado, 14 de agosto de 2010

EL MUNDO DE JIM JARSMUCH.


A lo largo del blog, y seguro que me repito, relato cómo me voy encontrando con libros y películas, escritores y cineastas, cómics y filósofos que han ido marcando mi vida intelectual. Entre este remolino de letras y celuloide, siempre destaco a un director, Jim Jarmusch, y dos de sus películas: “Dead Man”, protagonizada por Jonhny Deep y “Ghost Dog, el camino del samuray”, en la que cuenta con Forest Whitaker.

En “Dead Man”, un western un tanto peculiar, un hombre llamado William Blake (sí, como el poeta) vive una extraña odisea conociendo a curiosos personajes, como un nativo americano llamado “Nadie”. En blanco y negro y con banda sonora de Neil Young, William Blake vivirá un final intrigante.

La siguiente, “Ghost Dog”, nos recuerda a la antigua película del maestro Melville, “Ronin”, de la que ya contamos que en España se tituló “El silencio de un hombre”. En ésta, mi favorita, Forest Whitaker es un asesino a sueldo que sigue un código, el código de los samuráis. Sus valores son: lealtad, honor, respeto; eso sí, en vez de katana utiliza pistolas. A lo largo de la película, se cita varias veces un extraordinario libro: el “Hagakure”, el libro secreto de los samuráis, datado en el siglo XVIII y obra de Jocho Yamamoto. Es un compendio de reglas que debe seguir el buen Samuray, dentro de lo que se conoce como el Bushi-do. En él podemos encontrar bellísimas reflexiones e interesantes consejos.

Todavía queda más Jim Jarmusch, pero todo a su debido tiempo.

1 comentario:

  1. Sí señor, a mí también me encanta 'Ghost dog'.

    ResponderEliminar