jueves, 26 de agosto de 2010

BUÑUEL

Me gustan las películas que te dejan pensando un rato después de verlas. Que te las llevas en la cabeza durante días y te dices: vaya peliculón, ¿qué ha querido decir exactamente el director?, desde luego es un gran reflejo de la condición humana… y todas esas cosas que te hacen parecer experto en cine y artes (aunque uno no tenga mucha idea).

Luis Buñuel (1900-1983), director español, aunque parte de su obra la realizó en Méjico, es de esos cineastas e intelectuales que marcaron una época. La época de la Residencia de Estudiantes de 1917, con Lorca, Alberti, Juan Ramón Jiménez, Salvador Dalí. Un ambiente cultural fascinante, productivo, embriagador. En la época de las vanguardias, en la época del Surrealismo, nace un cine transgresor, rompedor, crítico, onírico: el cine de Buñuel.

Entre sus obras que he tenido la suerte de disfrutar están: “Un perro andaluz”, un corto realizado en colaboración con Dalí, con esa escena de la navaja y el ojo, clásico de la historia del séptimo arte; “El ángel exterminador”, una crítica a la burguesía de la época encerrando a un montón de gente en un salón palaciego del que, inexplicablemente, no pueden salir; “Ensayo de un crimen”, excelente película sobre los deseos y el asesinato; “Viridiana”, obra maestra ganadora de la Palma de Oro en Cannes, en la que la religión sufre una mordaz crítica, así como todo el género humano (dos variables muy significativas en todo el cine de Buñuel); y, por último, “Simón del desierto”, reflexión con tonos irónicos sobre el cristianismo. Todas excelentes.

Son de esas películas que te dejan pensando, que te ayudan a aprender, que te influyen.

3 comentarios:

  1. Tengo pendiente a Buñuel desde hace tiempo. Habiendo visto sólo "Un perro andaluz", me parece un director excelente, de los que marcó e influyó en el cine posterior.

    ResponderEliminar
  2. Hola Héctor, muy buena crítica la que has expuesto de Buñuel, y excelentes películas las suyas, me quedo con Viridiana que es mi preferida, un placer leerte, te mando un saludo sureño. Zíngara.

    ResponderEliminar