domingo, 13 de junio de 2010

SILENCIOS


Uno a veces considera que en la vida se habla demasiado, hay pocos silencios, pocas miradas; interpretamos, cuando lo hacemos, mal las imágenes y, en ocasiones, el lenguaje no verbal no nos dice casi nada. ¿No era verdad que una imagen vale más que mil palabras?

En el cine, hoy mismo me acaba de pasar, acostumbrado como estoy a los diálogos frenéticos de las películas estadounidenses, va y me choco con el cine francés de los sesenta-setenta. La película en concreto se llama “Serie negra” y está dirigida por el director Jean-Pierre Melville (1917-1973). Como protagonista, Alain Delon haciendo del comisario Coleman. Por otro lado, una serie de gansters atracadores de bancos integrada, entre otros, por un subdirector de banco con 60 años y en paro (sí, por entonces también había crisis) y el dueño de un garito de variedades cuya mujer, protagonizada por Catherine Deneuve, resulta que tiene una relación con nuestro amigo el comisario. Excelente.
Otra película de Melville que recomiendo es “El silencio de un hombre”, cuyo título en francés me gusta más: “Le samourai”. Esta vez, Delon encarna al asesino Jef Costello. En ambas se habla poco; tienes que ver, quedarte con los detalles, observar más que oír los diálogos. Son dos joyas del cine que merece la pena ver.

La ausencia de ruido se cierne sobre todos: silencio, se rueda…

2 comentarios:

  1. Sí, buena película "Le Samouraï" (también prefiero el título original). Además sirvió de inspiración a otra que me gustó aún más: "Ghost dog", de Jim Jarmusch. Excelentes ambas.

    ResponderEliminar
  2. SI, la de Jim Jarmuch incluso va exponiendo partes del Hagakure, el libro secreto del samurai. Saludos

    ResponderEliminar